Las estadísticas del Banco de España reflejan que cada vez se incrementa más el uso de las tarjetas de crédito. En concreto, debido a la cuesta de enero son muchas las personas que han iniciado un contrato con entidades financieras que ofrecen estas tarjetas, y es que a priori parecen sacarnos del aprieto económico en ese determinado momento pero mes a mes van pasando factura ya que los intereses aplicados en muchos casos, duplican la deuda mensual contraída. Lo que significa años de abuso a través del cobro de intereses y otros cargos aplicados en los que la deuda apenas baja. De esta forma, con el paso del tiempo, los afectados acaban pagando hasta el triple del dinero que en su día les fue prestado.

Otro de los problemas que conllevan estas tarjetas y que escuchamos a diario, es que los recibos que envían son muy ambiguos y el cliente no entiende realmente qué parte de la deuda está saldada, qué parte son intereses y a qué se deben otro tipo de cargos y comisiones que se les aplica.

Ya hay jurisprudencia al respecto y muchas personas han podido reclamar el dinero cobrado abusivamente durante años. Nosotros como plataforma contra abusos bancarios iniciamos cada día el procedimiento de recuperación de este dinero de muchos afectados. Entidades como Wikink, Carrefour Pass, etc, son conocidas por sus elevados intereses y varias audiencias provinciales han establecido como abusivas las tarjetas ofrecidas por las mismas, obligandolas a devolver todo el dinero que han cobrado abusivamente por la aplicación de estos intereses.

Nos encontramos con personas totalmente afectadas por el uso de estas tarjetas, personas que han saldado su deuda real hace años y de las que se sigue abusando mediante el cobro de unos intereses altísimos que hacen que «nunca» acaben de pagar. Se está produciendo un total acoso por parte de estas financieras que tiene que acabar.

¡BASTA YA!