El próximo 3 de marzo se conocerá la sentencia que decidirá si el IRPH se convierte en una cláusula abusiva dentro de las hipotecas para el Tribunal de Justicia de Unión Europea, una decisión que más de un millón de afectados esperan impacientemente y que de ser favorable para los mismos supondrá un duro golpe para la banca.

Algunos bancos, temiendo dicha sentencia llevan meses poniéndose en contacto con sus clientes para ofrecerles cambiar el índice de referencia de su hipoteca por el Euribor o un interés fijo. Medidas de última hora para intentar quitarse del medio cuantas más devoluciones de dinero, mejor.  Sin embargo, el pasado mes de Septiembre, el abogado de la Unión Europea se pronunció sobre este índice considerando la posible nulidad del mismo por su carácter presuntamente abusivo. La mayoría de las personas que firmaron su hipoteca con IRPH no sabían los disgustos que éste iba a darles, palabras textuales de muchos de los afectados con los que hablamos diariamente.

A los bancos les interesaba que los clientes firmaran sus hipotecas con IRPH y se lo vendían como la maravilla de los préstamos hipotecarios, nada que ver con la realidad. Se suponía que era mejor que el Euribor ya que era menos volatil y habría menos oscilaciones, sin embargo es un índice más caro además de ser manipulable por usar una media simple no ponderada de los datos que aportaban los propios bancos.

La Comisión Europea emitió un informe en el año 2018 reflejando la ilegalidad del mismo y ahora es el TJUE el que debe poner la guinda al pastel condenando a los bancos por utilizar un índice abusivo en sus hipotecas. Esto es lo que esperamos que suceda ya que todos los indicios hasta día de hoy apuntan a una posible victoria de los afectados, quienes con un poco de suerte y poniendose en manos de buenos abogados podrán reclamar el dinero que les han cobrado abusivamente.