El IRPH son las siglas del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios. Se trata de un índice mucho más alto que el Euríbor y que los bancos pueden manipular. Su estimación podría entenderse de la siguiente manera: cuantos más préstamos dé un banco con un índice más elevado, automáticamente hará que se eleve el índice. Dicho de otro modo, “si conceden más préstamos a un interés superior, el índice se eleva. Si conceden más préstamos a un precio inferior, el interés disminuye”.

Según varios medios informativos, la sentencia que decidirá que pasará con todas las hipotecas afectadas con este índice saldrá entre Febrero y Marzo. Si fuera favorable para los clientes la banca tendría que hacer frente a una gran oleada de reclamaciones masivas que podría costarle más de 44.000 millones. El golpe más duro se lo llevaría CaixaBank, que tendría que devolver más dinero del que la entidad gana en seis años.

El pasado mes de Septiembre, el abogado de la Unión Europea, Maciej Szpunar, se pronunció sobre la nulidad de estos contratos, ya que al igual que pasó con la Cláusula Suelo, las entidades debían haber informado con transparencia a sus clientes de lo que suponía fijar su hipoteca en este índice.

La sentencia afectará alrededor de 1,3 millones de afectados de los cuales más de un millón ya la esperan con impaciencia para poder reclamar y recuperar su dinero cobrado abusivamente. Se calcula una devolución media por hipoteca de unos 15.000  euros.

La Plataforma Apoteca ya lleva meses revisando hipotecas con este índice y preparando la reclamación de todos los afectados que quieren recuperar su dinero para que la devolución del mismo tenga lugar lo antes posible. Hasta ahora todos los indicios son favorables para el cliente y esperemos que de nuevo, la justicia de la razón a los afectados, quienes firmaron su hipoteca sin tener la menor idea de lo que iba a suceder con sus hipotecas.

Suerte para todos los afectados, esperamos poder celebrar juntos la victoria sobre la banca muy pronto.