Hoy día 4 de marzo el Tribunal Supremo ha publicado su sentencia sobre la nulidad de una tarjeta de crédito de Wizink con un tipo de interés superior al 27% asentando de esta forma jurisprudencia al respecto.

La banca recibe otro duro golpe tras la sentencia del TJUE sobre el Irph, son días duros para la misma, tendrá que hacer frente a la devolución de mucho dinero.  El Tribunal Supremo ha sentenciado que las tarjetas de crédito Revolving con pago aplazado que conlleven para el cliente un tipo de interés superior al precio normal del dinero y manifiestamente desproporcionados son usurarios y deben ser anulados. El fallo se refiere a la entidad Wizink  pero abre la puerta a reclamaciones masivas al resto de entidades españolas que comercialicen este tipo de tarjetas.

El Ministerio de Economía ha anunciado nuevas normas de transparencia que deben aplicarse a la hora de ofrecer estas tarjetas ya que junto a su elevado interés, su modalidad de pago alarga casi eternamente el reembolso y genera intereses durante muchos años.

El Supremo ha analizado un recurso de Wizink contra una sentencia en contra por la comercialización de una tarjeta por la que la clienta pagaba un interés inicial del 26,82% que finalmente ascendió al 27,84%. La consumidora, en su demanda reclamaba que se anulase por su carácter usurario esgrimiendo para ello la ley de Usura de 1908 que considera como tal » todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado».

La sentencia del Supremo anula por tanto definitivamente la tarjeta de Wizink y obliga a la entidad a devolver a su clienta todo el dinero que le cobró por encima del capital que le prestó, es decir, los intereses, comisiones y otros cargos. Aunque el caso se refiere a Wizink. el Alto Tribunal dicta jurisprudencia y marcará ahora el signo de todas las miles de demandas que hay presentadas en los tribunales.