La sentencia del Tribunal de Justicia Europeo sobre el Irph ya es un hecho. Hablaremos a continuación de las conclusiones más importantes que se desgranan de la misma y que son trascendentales para entender qué puede suceder a partir de ahora con las hipotecas sujetas a este índice.

La primera cuestión es que una cláusula que incorpora un índice como el Irph a un contrato hipotecario puede perfectamente someterse a un control de transparencia y  abusividad. Si es cierto que deja en manos de cada juez comprobar si se ha pasado o no esta prueba de transparencia con cada hipoteca. Este primer punto nos parece muy positivo ya que creemos que en muy pocos casos esta prueba va a ser superada. En palabras de uno de nuestros abogados especialistas » estrictamente, como no haya una oferta vinculante muy detallada, que casi nunca lo son, no supera la prueba de transparencia ninguna hipoteca».

El segundo punto se refiere a que de no haber pasado la prueba de transparencia mencionada, el índice queda totalmente fuera del contrato debiendo el juez nacional decidir si habría que pasarlo a otro tipo de índice oficial como puede ser el Euribor o quedar el contrato sin ningún tipo de interés. Esto es algo ambiguo ya que no deja claro qué va a suceder con estos contratos hipotecarios, tendremos que esperar a ver que linea sigue el juez nacional.

La tercera cuestión hace referencia a cómo debe ser la prueba de transparencia. El TJUE exige  que ésta sea algo más allá que la mera comprensión gramatical. En este punto contradice al Tribunal Supremo que entendía que era suficiente con que el cliente supiera que su hipoteca estaba referida a un índice con interés variable. El Tribunal Europeo cree necesario haber explicado suficientemente bien los elementos que determinan la cuantía de la cuota del préstamo para que el cliente pueda hacerse una idea de la repercusión que va a tener en su economía  y obliga también al banco a que entregue un gráfico o documento donde se pueda comprobar la evolución del índice para tener un conocimiento mas real sobre el índice de interés  al que va a someter su hipoteca.

En rasgos generales nos parece una sentencia positiva que nos abre las puertas a reclamar el dinero de todas las personas que sufren este índice para nosotros ya abusivo. Enhorabuena a todos los afectados, hemos tardado muchos años en conseguirlo pero por fin podemos demostrar que el IRPH es un abuso, y la banca deberá pagar por ello.